Amor y Libertad: Enfoque Católico en la Educación Sexual

Como católicos, creemos que los padres son los primeros y principales maestros de sus hijos. El Catecismo Católico afirma que las familias son la “comunidad privilegiada” donde los hijos crecen en sabiduría, valores, y gracia (CCC 2206-2209). Las Escuelas – católicas y no católicas – son colaboradoras en el proceso educativo. Por tanto, la Iglesia nos aconseja que colaboremos con las autoridades públicas para proteger y velar por los derechos de los padres de familia. En las palabras del Santo Padre: “La escuela no reemplaza a los padres de familia, sino que los complementa”.

"Los padres tienen el derecho de conseguir que sus hijos no sean obligados a seguir cursos que no van de acuerdo con sus convicciones morales y religiosas. En particular, la educación sexual—que es un derecho básico de los padres—debe ser impartida bajo su atenta guía, tanto en casa como en los centros educativos elegidos y controlados por ellos." (Artículo V.c., Carta de los Derechos de la Familia)

¿Qué es la Ley California para una Juventud Sana (CHYA)?

El 1 de enero del 2016, entró en vigencia la Ley California para una Juventud  Sana ("CHYA") que requiere que los distritos de las escuelas públicas de California brinden a los estudiantes de los grados siete al doce información integral sobre educación sexual y prevención del VIH, incluyendo identidad de género, expresión de género y orientación sexual. Existe ambigüedad con respecto a las disposiciones de exclusión voluntaria en la instrucción que envuelve discusiones sobre identidad de género y orientación sexual. Los padres tienen el derecho de excluir a sus hijos de alguna o todas las instrucciones sobre los órganos de reproducción humana. Según la ley, los distritos escolares también pueden ofrecer instrucción "apropiada para la edad" antes del 7º grado, y muchos lo hacen. Cada distrito escolar puede determinar su propio plan de estudios. Las escuelas deben informar a los padres y tutores con un mínimo de 14 días de anticipación y los padres y tutores tienen el derecho de revisar todos los materiales. Los padres también tienen derecho a excusar a sus hijos de las pruebas, cuestionarios y encuestas relacionadas con el sexo. Para excusar a un niño, un padre debe presentar su solicitud por escrito al distrito escolar.

Qué Puede Usted Hacer

  1. Cantacte su distrito escolar para investigar como su distrito implementará el plan de estudios sobre La Educación Sexual. Si los padres no están seguros sobre qué distrito escolar corresponde a su(s) hijo/a(s), favor véase el siguiente enlace.  Este sitio web, mantenido por el Departamento de Educación de California, es donde uno sencillamente puede ingresar su propio código postal para identificar el distrito escolar/escuelas correspondientes.
  2. Solicite revisar el Plan de Estudios
  3. Usted tiene derecho a excluir (op-out) sin penalización; Sin embargo, debe hacerlo por escrito. Pregunte a su escuela / distrito qué formulario de exclusión se requiere para la totalidad o parte de la educación integral en salud sexual.
  4. Obtenga información adicional sobre la ley y en qué área un padre o tutor puede optar por no participar.

Literatura recomendada para Padres y Catequistas

Recursos para Catequistas y Ministros de Jóvenes

Eventos Relacionados